La sociedad cubana debe cambiar su mirada a favor de la diversidad cultural  y contra el fatalismo geográfico, género, color de la piel, orientación sexual o creencias  religiosas, entre  otros prejuicios, contrarios  a la Constitución de  la República,  plantearon  los integrantes de la Comisión José Antonio Aponte, en Guantánamo, al aprobar el plan de acción para este 2016.

Pedagogos, investigadores de ciencia y tecnología, artistas, funcionarios,  religiosos y expertos  de  distintas ramas acogieron la propuesta de examinar el diagnóstico realizado por el Poder Popular  en los  barrios de Sur Isleta y Centro Oeste.

El grupo de trabajo también  presentará  estudios sobre racialidad,  legado de las pianistas Zenaida  Manfugás, Ivet Hernández  y Conchita Bravo  e incrementará  la difusión  de sus objetivos y misiones, para facilitar  la  solución de problemas relacionados con   conductas  discriminatorias.

La Comisión Aponte  en Guantánamo,  perteneciente a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, prioriza el desarrollo sostenido del  nivel y calidad de vida de los grupos sociales y sectores vulnerables,  mediante el trabajo honrado  y promueve el debate público e  intercambios con la comunidad, para desterrar  prácticas improcedentes o denigrantes.

 

 

Escríbanos aquí sus Comentarios

Recomendamos SERIEDAD en sus planteamientos

0
términos y condiciones.
  • Este artículo no tiene Comentarios