Al Parque de Diversiones Elpidio Valdés de Guantánamo fluyó este domingo  la mayor  parte de la población con motivo del Día de los Niños, por ser foco  de las principales actividades recreativas, culturales y deportivas,  celebración que  respaldaron    centros nocturnos de la ciudad, la ludoteca  e instalaciones  gastronómicas.

Durante el tercer domingo de  julio   se  ofertaron golosinas y refrescos  en  el Parque Infantil  La Edad de Oro, con el aporte de cafeterías y restaurantes del Reparto Caribe, mientras que Coppelia, Terramar, el Corazonero, El Piano-Bar y  Las Antillas  estuvieron también completamente  al servicio de los pequeños y su familia, aunque  con poca concurrencia a  pesar de disponer de abastecimientos para reforzar esa cobertura.

De acuerdo con el criterio de padres y  acompañantes,   faltó en  el Parque de Diversiones, como principal  atractivo,  más organización durante las ventas en los puntos, así como  al  cobrar  la  entrada  por  presentar dificultades con el  menudo para el vuelto,  obstáculo que originó descontento, demora e indisciplinas para acceder a la instalación.

Un detalle positivo de la   fiesta para los pequeños príncipes, fue la actuación del proyecto Carpandilla de  Variedades Circenses en el anfiteatro de ese complejo recreativo, en la Edad de Oro los promotores culturales organizaron  juegos de participación, mientras la Ludoteca acogió a numerosos visitantes con   sus opciones  gastronómicas, textos en la Librería Cochero Azul, juegos didácticos digitales en su  mini Joven Club y  en el área  de recreo.

El Día de los Niños clasifica como una de las actividades principales del verano y con vistas a su buen desarrollo, en  la ciudad de Guantánamo  abrieron  los restaurantes y centros nocturnos designados, una alternativa novedosa para que en distintas partes de la capital provincial los pequeños de  casa disfrutaran  de las iniciativas previstas por los organizadores en su gestión  para esa  fecha de trascendencia nacional.