De Guantánamo en busca de saltadores

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
entrenador-gtmo-atletas

Los campeones nacen a base de mucho sudor, de recorrer muchas horas en el calendario, de seguir los consejos diarios del profesor y bajo esa óptica en el área de saltos del atletismo  se encamina el trabajo en la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) Rafael Freyre Torres, de la oriental provincia cubana de Guantánamo.

Los campeones nacen a base de mucho sudor, de recorrer muchas horas en el calendario, de seguir los consejos diarios del profesor y bajo esa óptica en el área de saltos del atletismo  se encamina el trabajo en la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) Rafael Freyre Torres, de la oriental provincia cubana de Guantánamo.

Julián Guibert lo vemos en las primeras horas del día en la pista Rogelio Palacios en plena faena de preparación a un grupo talentoso de atletas-escolares del área de salto del mencionado centro deportivo.

“Trabajo con niños de la categoría 12 a 13 años de edad, que se forman en el salto de longitud, salto alto y carreras de 80 metros con obstáculos y laboramos con mucho tesón para lograr objetivos bien definidos”

El sol se siente en la piel de quien pone un pie en el área próxima al estadio Nguyen Van Troi, del reparto San Justo en la capital de la más oriental de las provincias cubanas, con tradición en el deporte rey.

¨Pensamos asistir al certamen zonal clasificatoria con cuatro atletas, codearnos con lo mejor de las provincias orientales, pensamos presentar cuatro atletas y clasificar a dos para los Juegos Escolares Nacionales donde trataremos de regresar con medallas¨.

Erilinda Duvergel Caballero, Yesnisbeth Calzado Martes y Laura Bernabé Hernández, derrochan gotas de sudor en los entrenamientos bajo el agotador calor que se intensifica bajo el astro rey en busca de perfeccionar la técnica.

“Seguimos paso a paso los consejos del profesor, lo miramos a su rostro, a los ojos, estamos atentos a cada orientación, respondemos a lo que nos dice, porque sabemos de qué en la medida de que asimilemos el entrenamiento, así será el resultado futuro”, afirma Laura Bernabé Hernández, quien tomó cinco minutos para atender a la prensa local.

Los veo correr, realizar ejercicios de entrenamiento, hacen énfasis en la velocidad, en la fuerza y no descuidan la técnica, conocen que el futuro triunfador está en sus manos, pero el sacrificio se impone, así es la vida de un atleta.

 Por eso mantenerse días y horas alejados del calor familiar, limitarse de fiestas, abstenerse del consumo de bebidas alcohólicas, contribuyen a la formación de deportistas campeones del mañana.

“Mis alumnos a diario reciben charlas educativas, se les hace saber que en sus manos están las medallas al más alto nivel competitivo, pero para lograrlo, es necesaria mucha disciplina, tesón y entrega desde que están en la base hasta que llegan a los centros nacionales de alto rendimiento”, asevera el técnico Julián.

Veo a Erilinda despegar, la caracteriza la rapidez, corre, corre, lo hace hasta llegar a la meta, mira al profesor en busca de su mando, lo escucha, se dispone a saltar, se estira, lo hace con elegancia, es el salto del futuro.

“Debuto en competencias este año, aspiro a una medalla en los próximos Juegos Escolares Nacionales, mi objetivo es poder llegar a los centros nacionales de alto rendimiento y por qué no, que un día, mi nombre y apellidos Duvergel Caballero, se conozca en Cuba”

Nos marchamos de la pista guantanamera Rogelio Palacios, el entrenamiento no se detiene, Julián Guibert junto a sus alumnos no pierde tiempo en el calendario, porque aspira hacer camino al andar.

Escribir un comentario