El tabaco, una amenaza para la salud

Imprimir
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Durante todo el año se deben realizar acciones para disminuir el mal hábito de fumar, en el municipio guantanamero de El Salvador  suman cerca de  7 mil las personas comprendida entre los 14 y 50 años de edad que lo practican.

Durante todo el año se deben realizar acciones para disminuir el mal hábito de fumar, en el municipio guantanamero de El Salvador  suman cerca de  7 mil las personas comprendida entre los 14 y 50 años de edad que lo practican.

Por una vida libre de humo (+ Audio)

El tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar la humanidad. Mata a casi 6 millones de personas al año, de las cuales más de 5 millones lo consumen o lo han consumido, y más de 600 000 son personas no fumadoras expuestas al humo ambiental

Podemos definirla como una enfermedad contagiosa, adictiva, crónica y sistémica que compromete todo nuestro cuerpo salvo excepciones comienza en la adolescencia, es invalidante y produce enfermedades letales con elevadísimo costo humano y socio sanitario.

En éste punto de la geografía guantanamera  estudios realizados muestran que son pocas las personas que comprenden los riesgos específicos para la salud que entraña el consumo de tabaco.

Por ejemplo la investigación más reciente reveló que solo un 38% de los fumadores sabe que el tabaco es causa de cardiopatía coronaria, y solo un 27% conoce que causa accidentes cerebro basculares.

De ahí la importancia de incrementar las acciones como charlas educativas, intercambios con fumadores y sus familias, entre otras actividades que se pueden realizan en las comunidades para toda la población a partir de experiencias personales  con el objetivo de disminuir la tendencia a un consumo precoz y rápido sobre todo en el sexo femenino donde se aprecia un aumento de ésta adicción.  

Sabemos que hasta la fecha no son significativas las funciones que se ejecutan en las cuatro áreas de salud  del territorio para reducir el índice de personas adictas al cigarrillo.

Por lo que considero oportuno exponer algunas de las medidas a mi juicio pueden ser algunas de las medidas efectivas como el aumento de los impuestos sobre el tabaco hasta niveles que reduzcan su consumo.

Las campañas emprendidas en los medios de información  en aras de reducir el consumo de tabaco para motivar a los  jóvenes y menos jóvenes que abandonen el vicio.

En la actualidad es alarmante la cifra de personas que a nivel mundial tienen el mal hábito de fumar su manejo es complejo pero con una vigilancia eficaz se pueden determinar las dimensiones y la naturaleza de la epidemia de tabaquismo entre los fumadores quienes alegan desean dejarlo.

Foto: Internet