Guantánamo- El Centro de Aplicaciones Tecnológicas para el Desarrollo Sostenible (Catedes) en Guantánamo contribuye a sustituir importaciones de insumos para la agricultura con la producción de aceite del árbol del neem (Azadirachta indica) , usado como potente insecticida contra las plagas en cultivos de la cebolla, tomate y otros de ciclo corto.

Con ese propósito se dispone de unas 35 hectáreas sembradas de esa planta en el asentamiento de Baitiquí, perteneciente al municipio de San Antonio del Sur, donde funciona una biofábrica para extraer el aceite de las semillas.

Zadierick Hernández Ortega, director científico técnico de Catedes,  valora que esta producción constituye una alternativa importante para contrarrestar las carencias de insecticidas, a favor de mejores rendimientos agrícolas.

De ahí la importancia de extender las plantaciones del neem en otras zonas de San Antonio del Sur, Imías, Caimanera, el Valle de Guantánamo y en el municipio cabecera provincial, para cumplir con la pretensión de producir más de 500 litros de su aceite este año, afirma el directivo.

La Empresa Labiofam es el principal cliente de Catedes que elabora bioproductos para la agricultura a partir del aceite del neem, además de trabajadores no estatales interesados en la compra de este insecticida natural, puntualiza Zadierick Hernández.

El también investigador de Catedes Guantánamo señala que este árbol es altamente captor de carbono, protege los suelos, entre otros beneficios al ambiente, por lo que se trabaja en función de incrementar sus plantaciones en la provincia.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE