Fuerzas progresistas de Latinoamérica apoyan Frente Popular francés

Políticos y partidos progresistas latinoamericanos respaldaron al Nuevo Frente Popular creado para frenar en los comicios legislativos franceses el auge de la extrema derecha, resaltó hoy el sector de Relaciones Internacionales de La Francia Insumisa (LFI)

De acuerdo con el responsable de ese ámbito en la organización, Christian Rodríguez, los otrora presidentes de Ecuador y Argentina, Rafael Correa y Alberto Fernández, respectivamente, expresaron su apoyo al reclamo del bloque integrado por LFI y los partidos Socialista, Comunista y Europa Ecología los Verdes.

Ambos exmandatarios manifestaron la importancia de impedir la llegada al poder de la extrema derecha, que en Francia encarna Agrupación Nacional (RN), fuerza que aspira a la mayoría absoluta parlamentaria en la segunda ronda de las legislativas, señalada para el domingo.

También el gobernante Partido de los Trabajadores de Brasil (PT) defendió la lucha contra la ultraderecha, a la que definió en un comunicado como la batalla entre la civilización y la barbarie.

El Nuevo Frente Popular, segundo en la primera vuelta de los comicios para elegir a los 577 diputados de la Asamblea Nacional, lanzó una proclama abogando por el acompañamiento internacional.

En el texto, el bloque que también aspira a gobernar Francia por la vía de la mayoría absoluta en la cámara baja, que permite proponer al ocupante del cargo de primer ministro, denunció el avance en Europa de la extrema derecha y su discurso de odio y de racismo.

Rodríguez manifestó a Prensa Latina a propósito de las legislativas galas el peligro de banalizar la amenaza de la extrema derecha.

Siempre debemos recurrir a la historia, en este caso, evocar la creación del Frente Popular (gobernó de 1936 a 1938) liderado por León Blum para unir a diversas fuerzas que rechazaban al fascismo, todos sabemos lo que pasó después, comentó.

De acuerdo con el analista político y miembro de LFI, este nuevo bloque de sectores progresistas y organizaciones sociales y sindicales, constituye la respuesta del pueblo francés para enfrentar el auge y la banalización de la extrema derecha.

Para nosotros el concepto es muy claro, con las ideas de la ultraderecha no se discute, se combaten, insistió.

Por Prensa Latina

Translator
   

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE