El Partido alineado con las urgencias y prioridades del país
Con el enfoque metódico y crítico que exige la crudeza del momento, se analizaron temas trascendentales para la nación. Foto: Estudios Revolución

Encabezado por el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la mañana de este viernes comenzó el VII Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CCPCC), en el cual se analizarán temas prioritarios del ámbito político, económico y social del país.

El cónclave, que concluye este sábado, delineará acciones y acuerdos, buscará corregir insuficiencias que permitan transformar la realidad que hoy enfrenta la nación.

El Partido alineado con las urgencias y prioridades del país

El miembro del Buró Político y secretario de Organización del CC, Roberto Morales Ojeda. Foto: Estudios Revolución.
El miembro del Buró Político y secretario de Organización del CC, Roberto Morales Ojeda. Foto: Estudios Revolución.

A pocos días del aniversario 65 de la Revolución y con el enfoque metódico y crítico que exige la crudeza del momento, el VII Pleno del Comité Central (CC) del Partido Comunista de Cuba analiza temas trascendentales para la nación, con el objetivo de generar acuerdos y acelerar la toma de decisiones.

Así lo ratificó el miembro del Buró Político y secretario de Organización del CC, Roberto Morales Ojeda, al abrir las sesiones de trabajo de este encuentro, presididas por el Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Solo con el socialismo y la unidad hemos podido construir esta obra colosal que es la Revolución, dijo Morales Ojeda, y recordó que se llega a este Pleno –máximo órgano de dirección política entre congresos– luego de un vasto proceso de consultas de los documentos centrales, que implicó a más de 750 000 personas, unas 520 000 intervenciones y más de 145 000 propuestas, en un universo que superó ampliamente el de la militancia partidista.

Hacer más y mejor, centrarse en el municipio, generalizar de una vez las buenas experiencias y fortalecer todas las estructuras fueron puntos reiterados en la parte inicial del Pleno, donde se encontraban el Comandante de la Revolución y viceprimer ministro Ramiro Valdés Menéndez; y el Comandante del Ejército Rebelde Ramón Machado Ventura.

Con el agua, el hombre y la tierra

En un contexto de crisis económica y recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos hacia la Isla, el desempeño productivo y cuánto se puede hacer con lo que tenemos, marcaron el debate acerca del cumplimiento de los acuerdos.

Sobre los beneficios de la inversión del trasvase Este-Oeste, del municipio de Mayarí, en Holguín, para la producción de alimentos, se conoció que, a pesar de resultados como el incremento de 299 hectáreas bajo riego con respecto a 2022, los saldos aún se encuentran por debajo de los de otros lugares con menor infraestructura.

Si bien ha habido atrasos en la importación de elementos y faltan insumos, con el agua, el hombre y la tierra –se coincidió– son posibles resultados superiores.

La inversión no ha rendido todo lo que puede, reconoció Ernesto Santiesteban Velázquez, primer secretario del Partido en Holguín, quien se refirió al completamiento de la fuerza laboral como una de las mayores urgencias, sobre todo por la considerable distancia entre las comunidades y las áreas bajo riego.

Dijo también que otros aspectos en los que han trabajado son el uso de la ciencia y la preparación de los cuadros a cargo; y que en los últimos meses ha mejorado el indicador de libras per cápita de alimentos en Mayarí, pero lejos todavía de la demanda.

Entre los saldos positivos del trasvase, resaltan el abasto de agua a través de sistemas de acueducto a más de 250 000 habitantes de los municipios de Holguín, Mayarí, Cueto, Rafael Freyre, Banes y Antilla;  y a 6 000 habitaciones del polo turístico de las playas Guardalavaca, Esmeralda y Pesquero. Asimismo, se reporta un ahorro anual de 57 000 litros de combustible que se empleaban para el acarreo de agua en pipas en Cueto y Mayarí.

El vice primer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca afirmó que el chequeo debe ser caso a caso y que las autoridades municipales tienen que imbricarse en el seguimiento, porque esas tierras pertenecen a sus sistemas productivos locales.

En la zafra está nuestra cultura

Julio Andrés García Pérez, presidente de la Organización Superior de Dirección Empresarial Azcuba. Foto: Estudios Revolución.
Julio Andrés García Pérez, presidente de la Organización Superior de Dirección Empresarial Azcuba. Foto: Estudios Revolución.

Todavía las medidas y acciones aprobadas para salvar la industria azucarera no logran su cometido, pues no se ha detenido el decrecimiento cañero; y, por el contrario, persisten la disminución de las plantaciones, el incremento de áreas vacías, los bajos rendimientos agrícolas, los altos niveles de enyerbamiento y la inadecuada composición de las cepas.

En la zafra 2022-2023, por ejemplo, se molió el 78 % de la caña planificada y se produjo el 72 % del plan de azúcar, lo que supuso un incumplimiento de más de 100 000 toneladas.

Ello tiene que ver con la mala calidad de las reparaciones y del mantenimiento, y con la obsolescencia de una industria en la que hace cuatro años no se aseguran los financiamientos para la adquisición de recursos materiales, y a la cual algunos de estos llegan con atraso. Pero, asimismo, influyen factores subjetivos asociados a la deficiente planificación, organización, ejecución y control de la zafra.

Julio Andrés García Pérez, presidente de la Organización Superior de Dirección Empresarial Azcuba, expresó que tienen retos esenciales en aumentar los niveles de caña y de las exportaciones;  y en detener el éxodo laboral y recuperar el nivel de vida y de ingresos del sector. Federico Hernández Hernández, primer secretario del Partido en Camagüey, un territorio que lleva más de una década sin cumplir la zafra, opinó que si bien las medidas aún no muestran resultados palpables, sí son una fortaleza;  y se refirió, además, al imprescindible enfrentamiento a hechos delictivos como el robo de azúcar y la quema de caña, y a la disciplina como un factor clave.

Morales Ojeda añadió que la zafra es para el país una cuestión de honor, pues en ella va la idiosincrasia del país, su cultura.

Aporte colectivo en función del desarrollo

Otro tema analizado fue el fortalecimiento del sistema del Poder Popular. Ana María Mari Machado, vicepresidenta del Parlamento, ilustró que desde el mes de julio se han realizado seis visitas parlamentarias, llegado a 52 municipios e intercambiado con decenas de miles de personas.

Lo más importante, añadió, es que ese acompañamiento y vínculo con el municipio se reviertan en movilización, participación y control popular; y que aporten a la toma de decisiones del Gobierno.

El perfeccionamiento no tiene que ver solo con las Asambleas, reflexionó, sino con todos los órganos intermedios de Gobierno y las administraciones. Así debe ser para que rinda frutos.

De igual forma, se destacó que para asegurar el proceso de rendición de cuentas pospuesto para el primer trimestre del próximo año se ha liberado de sus funciones laborales al 83, 6 % de los delegados del Poder Popular.

Como parte del análisis se hizo especial énfasis en el aseguramiento político a los actores económicos. Según lo planteado en el informe, existen distorsiones en el encadenamiento con empresas estatales; no se ha logrado la incorporación efectiva de los actores no estatales en las estrategias de desarrollo municipal; y hay una tendencia a la importación de productos finales para la venta, así como a la aplicación de precios elevados aprovechando el déficit de ofertas.

También prevalece la indisciplina informativa, con la consiguiente subdeclaración y, en ocasiones, evasión fiscal.  Al respecto, se dijo que ha faltado control y que la empresa estatal socialista tiene aún mucho que hacer para situarse en el lugar que le corresponde como actor fundamental de la economía.

Marta Feitó Cabrera, titular de Trabajo y Seguridad Social. Foto: Estudios Revolución.
Marta Feitó Cabrera, titular de Trabajo y Seguridad Social. Foto: Estudios Revolución.

Marta Feitó Cabrera, titular de Trabajo y Seguridad Social, destacó la capacidad del sector no estatal de generar empleo, pero llamó a poner una mirada integral sobre la informalidad en el trabajo no remunerado, que pase más allá de las multas, las cuales muchas veces resultan irrisorias.

La Ministra refirió, además, que en las recientes ferias de empleo celebradas en todo el país participaron más de 3 100 empleadores y más de 5 700 personas aceptaron ofertas; lo que demuestra, en su opinión, que no obstante el difícil contexto económico actual, el país está en condiciones de ofertar empleos dignos y de calidad.

El Secretario de Organización puso la mirada sobre el surgimiento de valores contrarios a los del sistema social cubano y cómo ello constituye un riesgo para la Revolución.

A que haya una relación estrecha entre todos los actores económicos en función del desarrollo del país, se convocó en el Pleno; donde, además, fue tratado el acopio estatal de productos agrícolas. Rafael Santiesteban Pozo, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, insistió en lo importante que es una adecuada contratación de los productos para aspirar a satisfacer la demanda de alimentos.

Al respecto, Machado Ventura aseguró que el hecho de que las producciones estén en manos estatales es esencial para poder asegurar una distribución equitativa. Morales Ojeda explicó que de cara al 2024 se logra un proceso de contratación superior, y  que las juntas directivas y asambleas de cooperativistas deben jugar un papel más activo en estas negociaciones.

Concentrarse en el hacer

Durante el encuentro, fue sometida a la aprobación del Pleno la propuesta de no realizar la Segunda Conferencia Nacional del Partido, que tendría lugar durante el primer trimestre del 2024, para ser consecuentes con la situación económica del país.

Varios miembros del CC coincidieron en que  es esta una decisión acertada, y que se requiere concentrarse en el hacer, y poner toda la atención en los frentes económico e ideológico, en el camino hacia el noveno congreso de la organización.

Se aprobó, igualmente, la liberación del Comité Central de Meisi Bolaños Weiss,  Yanaisi Capó Nápoles y Rafael Pérez Fernández, quienes se desempeñaban como ministra de Finanzas y Precios, y primeros secretarios del Partido en Granma y Guantánamo, respectivamente, debido a que ya no ocupan esos cargos.

El Buró Político rinde cuentas de su gestión

Como ha sido habitual en eventos de este tipo, el Buró Político rindió cuentas sobre su trabajo desde el Vl Pleno, realizado en mayo último.

El informe fue presentado por uno de sus integrantes y secretario de Organización del Comité Central del Partido, Roberto Morales Ojeda, quien expuso los asuntos fundamentales que han suscitado el análisis y la actuación del Órgano Partidista en el período.

El país ha continuado afrontando una compleja situación económica y social, consecuencia del cerco imperialista de máxima presión y asfixia total, que no cesa en su fracasado intento de derrocar a la Revolución, afirmó Morales Ojeda, quien expresó que persisten insuficiencias en el aprovechamiento de todas las reservas  en el ámbito económico y social.

Al respecto informó que se han intensificado las acciones para revertir la situación, encontrar alternativas con creatividad y con nuestros propios esfuerzos. La producción de alimentos, el uso racional de los recursos, en especial los portadores energéticos y el incremento de la oferta de bienes y servicios a la población han sido prioridades de la dirección del Partido a todos los niveles.

Sobre los resultados de los intercambios de los dirigentes del país con autoridades provinciales, expresó que se insistió en el papel del coordinador político, el funcionamiento de la Unión de Jóvenes Comunistas y las organizaciones de masas. En ellos también se ratificó la importancia de la Estrategia de Desarrollo Local en aras de que cada territorio produzca alimentos para su población, asumiendo lo importando como un complemento. En este sentido también indicó incrementar la entrega de tierras para autoconsumo y aprovechar las reservas en la agricultura urbana y suburbana.

Otro tema analizado fue el aseguramiento a la zafra 2023-2024. En tal sentido se demandó un mayor control desde el inicio de los aseguramientos, un incremento en la siembra de caña, cultivar alimentos en las áreas aledañas a los centrales que no molerán y la preservación de los mismos.

Por su significado para la economía, el Proceso de Bancarización fue otra  cuestión en la que se enfrascó el Buró Político durante estos meses. De igual manera, analizó la imperiosa necesidad  de ordenar las relaciones entre los diferentes actores de la economía y de poner coto a las ilegalidades.

Al referirse a la situación de la generación eléctrica comentó que el déficit de combustibles es el factor principal de la situación actual con la demanda y reconoció que la estrategia presentada por el Ministerio de Energía y Minas demostró su efectividad en el verano. Aseveró que existen reservas en el ahorro.

Durante el período se ratificó la Política de la vivienda aprobada y se identificaron problemas de controles e incumplimientos y se señaló la importancia de incentivar la producción de materiales para la construcción a nivel local. También se indicó potenciar la construcción de viviendas para los trabajadores por las empresas y entidades a partir de las utilidades generadas.

La Unión de Jóvenes Comunistas desempeña un papel clave en el presente y el futuro del país, sobre este tema se evaluó, entre otras cuestiones, la necesidad de continuar fortaleciendo su funcionamiento y la atención a jóvenes del sector no estatal. Además se abordó al Estrategia para revitalizar y fortalecer la labor de la Federación de Mujeres Cubanas.

En su intervención el Secretario de Organización informó de avances en las relaciones con Partidos de varias regiones del mundo y destacó la fructífera actividad internacional del Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Desde el Vl Pleno se efectuaron 9 reuniones en las cuales se abordaron 54 temas y se adoptaron 77 acuerdos.

Otros asuntos que requirieron la atención del Buró Político fueron la Ley de Empresas, las medidas para incrementar la disponibilidad de divisas, la política de cuadros, la atención a las organizaciones de base, el programa educativo dirigido a la prevención del consumo de drogas y las acciones para la revalorización de la ruralidad.

Morales Ojeda comentó que se arriba al 65 aniversario de la Revolución en una situación retadora, pero no existe la menor duda de que la superaremos con la militancia a la vanguardia, inspirados en las enseñanzas del Comandante en Jefe Fidel Castro, del General de Ejército Raúl Castro y con las orientaciones del Primer Secretario. También aseguró que en todo lo evaluado el énfasis ha sido y debe ser cada vez más, atender lo que no se alcanzó, no se hizo bien o requiere de una eficiencia superior, siempre con un enfoque realista y optimista convencido de las razones que nos asisten y de las responsabilidades asumidas ante la militancia y el pueblo.

Caminando junto al pueblo y por el pueblo

Posterior a la presentación del informe, el primer secretario del Comité Provincial del Partido en Santiago de Cuba, José Ramón Monteagudo Ruiz, catalogó de intensa la gestión del Buró Político reflejada en el número y la diversidad de los temas abordados y la exigencia del cumplimiento de los acuerdos. Resaltó la importancia de los intercambios con las provincias encabezados por la máxima dirección del país.

Por su parte, la rectora de la Universidad de La Habana, Miriam Nicado García, sugirió que el Código de Ética de los Cuadros de la Revolución cubana debe ser firmado por todos los que dirigen y agregó que todo el que tenga subordinados debe sentirse un cuadro de la Revolución.

La primera secretaria del Comité Provincial del Partido en Matanzas, Susely Morfa González, dijo que la dirección del país ha mostrado nuevos caminos para enfrentar las situaciones difíciles.

Aseguró que se deben continuar multiplicando las experiencias positivas y refirió que ha sido un año en el que el enemigo no ha descansado en su afán de generar el caos en la nación. Tenemos la voluntad de vencer los obstáculos caminando junto al pueblo y por el pueblo.

En tanto, la directora del diario Granma, Yailin Orta Rivera enfatizó en la concordancia de los temas abordados con el sentir y las preocupaciones del pueblo. Se han abordado, cuestiones relativas a la inflación, el déficit de divisas, la oferta de bienes y servicios, salud, educación, poder popular y la situación de los pensionados. Se percibe la preocupación por honrar el llamado del Primer Secretario del Comité Central del Partido de pasar del diagnóstico a la acción.

Que todo cuanto se diseñe tribute al desarrollo económico de Cuba

En el VII Pleno del Comité Central del Partido Comunista, que sesionó este viernes en el Palacio de la Revolución, Alejandro Gil Fernández, vice primer ministro y ministro de Economía y Planificación, presentó una valoración del desempeño de la economía durante 2023, en el que, dijo, no se alcanzan los niveles previstos para este año.

El también integrante del Comité Central del Partido precisó que, entre los factores fundamentales que inciden en estos resultados, están el recrudecimiento del bloqueo, la crisis económica multidimensional, la insuficiente generación de ingresos de divisas, y los desequilibrios macroeconómicos de la economía cubana.

Añadió que durante el año han estado afectadas las producciones nacionales, tanto para el consumo interno como las destinadas a las exportaciones, debido al déficit de combustibles y la falta de insumos.

En esta compleja situación, subrayó Gil Fernández, el país mantiene entre las prioridades básicas a la canasta familiar normada, que “a pesar de su inestabilidad, nos cuesta  1 600 millones de dólares”.

También son prioridades para la nación la generación eléctrica, la disponibilidad de combustibles, el aseo y otros productos vitales. “Toda esta situación no solo afecta a la población directamente, sino que además impacta el desempeño de la Empresa Estatal Socialista”.

En cuanto a la generación eléctrica, comentó que se prevé cerrar el año con 19 500 GW/h generados, los que superan en 1850 a lo alcanzado el año anterior. “Con este resultado se disminuye en un 32 por ciento las afectaciones en relación con 2022”.

Otro tema cardinal para el Partido y el Gobierno es el enfrentamiento a la inflación, destacó. Al cierre del año se estima un crecimiento en el entorno del 30 por ciento, apreciándose una desaceleración en la dinámica de crecimiento de los precios.

Gil Fernández advirtió que esto no se percibe igual en todos los sectores, ya que esta cifra es superior en el sector no estatal y agropecuario.

Entre las causas de este indicador están el incremento de los precios internacionales, el déficit de mano de obra en el campo y los bajos rendimientos agrícolas, el déficit presupuestario, la contracción de las ofertas en el sector estatal, la especulación y elevación en los precios, así como la no efectividad de las medidas para su contención.

Agregó que a pesar del adverso escenario, se aprecia una recuperación gradual de los principales indicadores del sistema de gestión empresarial estatal. “Hay una reducción de las empresas estatales con pérdidas”, dijo.

Proponen 15 nuevos lineamientos

Al evaluar el cumplimiento de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social 2030, se informó que para su análisis fue conformado un grupo de trabajo que coordinó el Ministerio de Economía y Planificación, y que integraron organismos responsables en su implementación.

Como resultado de este análisis, fueron procesadas más de 68 000 propuestas, de las que nacieron 1 374 propuestas tipo.

Gil Fernández dijo que entre las propuestas más recurrentes que arrojaron los análisis en los núcleos del Partido están las relacionadas con la situación de las pensiones de los jubilados y asistenciados, la necesidad de una atención diferenciada a los sectores de la salud y la educación, el funcionamiento de las mipymes, la burocracia en los trámites de la vivienda, los precios elevados, la implementación de la Ley de Soberanía Alimentaria en los municipios, el sistema de comercialización de los productos agroalimentarios y la situación del transporte público.

También destacaron temas como la construcción de viviendas, la modernización del sistema bancario, las medidas y estrategias para recuperar el equilibro monetario, la necesidad de fortalecer la red de abastecimiento al comercio estatal y la situación del sistema electroenergético nacional.

El ministro de Economía dijo que 1 076 de las propuestas fueron aceptadas, 84 parcialmente, mientras que 214 fueron rechazadas.

“Las propuestas aceptadas se identifican con cuestiones en proceso de implementación. En el caso de las no aceptadas, son propuestas que no se corresponden con las políticas medidas o acciones aprobadas, o que tendrían un efecto negativo sobre la economía nacional”.

Más adelante, al informar sobre las propuestas de modificación, eliminación y adición de los lineamientos para el período 2021-2026, precisó que se propone modificar 36, adicionar 15 y eliminar tres.

“Los lineamientos que se propone modificar, incorporan nuevos elementos atendiendo a prioridades, políticas y medidas de implementación, así como actualización de términos, regulaciones, estructuras organizativas y funcionales, entre otros criterios”.

Entretanto, los lineamientos que se proponen eliminar están relacionados con la concesión de facultades a la Empresa Estatal Socialista (9), ya que su contenido está expresado en el Lineamiento 8.

Igualmente, se suprime el 35, que versa sobre el seguimiento a la implementación de la Tarea Ordenamiento, ya que esta no ha cumplido todos los objetivos trazados. En su lugar, se propone adicionar nuevos lineamientos asociados al Programa de Estabilización Macroeconómica.

De igual forma, se propone excluir el lineamiento 71, relativo al proceso de descentralización del plan de inversiones, con un cambio en su concepción.

Entre los lineamientos que han sido propuestos para agregar, resalta el que estipula el fomento de la inserción efectiva de las formas de gestión económica no estatal en la economía nacional y su integración con la empresa estatal, incentivando a aquellas que ofrezcan soluciones al desarrollo económico y social de país.

“Recordemos que el Congreso del Partido se realizó en abril y las políticas para los nuevos actores se dieron a conocer en septiembre; por tanto, es necesario actualizar este tema”, aclaró el titular.

Asimismo, se plantea insertar de forma ordenada a los nuevos actores económicos no estatales en la economía, manteniendo el seguimiento, control y evaluación sistemática de este proceso y priorizando el control fiscal.

Otro elemento nuevo que se sugiere incluir en el documento es el diseño de mecanismos financieros que estimulen las exportaciones, la sustitución de importaciones, la inversión extranjera y la cooperación internacional en los territorios.

También, se proponen ordenar los proyectos de desarrollo local para aprovechar los recursos endógenos y su correspondencia con las estrategias de desarrollo municipal.

Trascendió el lineamiento relacionado con la necesidad de avanzar en la implementación de un programa de estabilización macroeconómica, que establezca un entorno monetario, cambiario, financiero y fiscal para impulsar la recuperación y el crecimiento de la economía, la convertibilidad y funciones de la moneda nacional y la reducción de la inflación.

Otros puntos encomiendan avanzar en el proceso efectivo de desdolarización de la economía; desarrollar un mercado cambiario con un tipo de cambio económicamente fundamentado y estable; reducir la emisión monetaria asociada a la actividad fiscal y cuasifiscal, como forma fundamental de disminuir las presiones inflacionarias, y detener el deterioro del poder adquisitivo de salarios y pensiones.

También se apuesta por fortalecer las relaciones monetario-mercantiles, de forma tal que las “principales variables precios no estén fijadas administrativamente y reflejen las condiciones de la economía”.

Otras de las novedades apuntan a los procesos de comercio exterior, en los que se insta a elevar la preparación del personal que interviene. Además, estimular la compensación de importaciones con exportaciones, de modo que permita disponer de insumos esenciales para la economía, a cambio de ofrecer determinados bienes y servicios en el exterior.

Los nuevos lineamientos también apuestan por mejorar la preparación y eficiencia de los procesos inversionistas en todas sus etapas, y estimular la economía circular para contribuir al desarrollo económico y social.

A la vez, se requiere avanzar en la implementación de la Política para la Atención Integral de la Niñez, la Adolescencia y las Juventudes.

Se plantea, igualmente, incorporar un lineamiento relacionado con la importancia de que la industria nacional asimile tecnologías de la cuarta revolución industrial para el surgimiento de nuevos sectores industriales.

La solución está en trabajar, y en hacerlo bien

“Es preciso lograr la comprensión de que los recursos con que podamos contar en el 2024 serán los que seamos capaces de producir nosotros mismos”. Así afirmó el miembro del Buró Político y Primer Ministro de la República de Cuba, Manuel Marrero Cruz, en la tarde de este viernes, durante el primer día del VII Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

El Jefe de Gobierno reflexionó que para lograr lo anterior hace falta trabajar, y trabajar bien. Lo hizo en la sesión plenaria en la cual tuvo lugar la Evaluación del Cumplimiento de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social 2030.

Avanzaremos con la convicción -dijo Marrero Cruz hacia el final de una intervención cuya esencia fue reflexionar sobre “dónde estamos y a dónde vamos”- de que ese esfuerzo es el camino a seguir para mejorar la situación actual del país. Y concluyó enunciando: “Tenemos muchas insatisfacciones, pero tenemos muchas ganas y muchos bríos de seguir echando la pelea”.

El miembro del Buró Político comenzó sus palabras con la idea referente a que el Gobierno está trabajando en un escenario de economía de guerra -el cual se ha dado a punto de partida de un bloqueo recrudecido, y de otras condicionantes como las crisis internacionales-.

Razonó que tal situación incide en la gestión del Gobierno a distintos niveles; pero que, a pesar de los argumentos que puedan resultar objetivos e insoslayables, existe una “alta insatisfacción” en cuanto a no haber avanzado lo suficiente en los procesos con los cuales hacer frente al impacto que la situación adversa representa para la sociedad cubana.

En tal sentido, el Primer Ministro expresó que “persisten problemas subjetivos e insuficiencias propias que afectan la capacidad para llevar adelante” los planes en todo lo que es posible realizar más allá de la situación objetiva. Y reparó en que todavía no se logra que experiencias que se han dado en varios lugares del país, de manera positiva, con éxito, se generalicen.

Un grupo de conceptos compartió a partir de ese punto de su reflexión el Jefe de Gobierno; entre ellos, que el Plan de la Economía y el Presupuesto del Estado deben proyectarse en correspondencia con las necesidades más importantes del país; que a veces se generan gastos que no son el resultado de la generación de riquezas o del trabajo; que hay distorsiones en la gestión del sistema empresarial del país; que hace falta un control más eficaz sobre el funcionamiento de todos los actores económicos; y que se ha acrecentado -para perjuicio del entramado nacional- la mentalidad importadora.

De otras distorsiones que tienen que ver con una economía cuya consecuencia más visible es la insatisfacción de la ciudadanía habló el Primer Ministro -de caídas de ingresos en divisas que no son respaldadas con disminución de gastos, de una oferta estatal afectada, y de un mercado cambiario estatal que cede los vacíos a uno ilegal muy competitivo-; y ante tales desafíos, hizo énfasis en la importancia de gestiones más dinámicas de los gobiernos a todos los niveles, y de gobiernos territoriales que están en el deber de gestionar más y mejor su autoridad.

Tenemos que avanzar en depender menos -recalcó- de las decisiones del máximo nivel. Y en la misma línea de pensamiento destacó que las políticas para el desarrollo territorial deben atemperarse al contexto actual de la sociedad. Y entre otros retos, aseveró que no se ha logrado la efectiva inserción de las actividades no estatales en la economía, las cuales todavía están muy distantes de “lo que hemos previsto como un complemento de la Empresa Estatal Socialista”.

En otro momento de su intervención, y en lo concerniente a los diseños de la economía, Marrero Cruz definió: “La planificación en tiempos de crisis es más necesaria que en tiempos de bonanza”. Y a continuación enumeró acciones destinadas a mejorar la economía de cara a tiempos futuros, sobre las cuales se podrá debatir, próximamente, en varios ámbitos, y que en muchos casos tienen como contexto cronológico al año 2024.

Las acciones apuntan, entre otros propósitos, a incrementar los ingresos en divisas; a lograr el abastecimiento estable de mercancías en el país; aumentar la participación de las inversiones extranjeras en la Mayor de las Antillas -con especial énfasis en la producción de alimentos-; transformar la matriz energética; aumentar la producción nacional; acrecentar los ingresos en los escenarios municipales; fortalecer la filosofía del ahorro; afianzar fuerzas de trabajo en ámbitos vitales; y lograr verdaderos encadenamientos entre todos los actores de la economía.

Se trata de que todo cuanto se diseñe, razonó el Jefe de Gobierno, tribute en verdad al desarrollo económico de Cuba.

 

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE