La transportación de cargas y de pasajeros a través del ferrocarril se ha mantenido estable en las provincias orientales, a partir de la estrategia trazada por la dirección del país para garantizar tan importante servicio, informó a Granma Genis Rubalcaba Pellicier, director de Operaciones de la Empresa de Ferrocarriles de Oriente (EFO).

«Para cumplir con los planes y las exigencias de la economía y la población, se impone un uso racional del combustible, y la eficiencia en el manejo de los equipos tractivos», explicó Rubalcaba Pellicier, quien detalló que «las tripulaciones distribuyen los productos de la canasta básica, de manera específica el arroz, desde el puerto de Santiago de Cuba, así como el combustible destinado a las cuatro provincias que atendemos».

Aunque el ferrocarril tiene la capacidad de trasladar grandes cantidades de personas y mercancía, «un tren de cargas con una locomotora de alto porte consume, por ejemplo, 2 000 litros de diésel en ida y regreso desde la Ciudad Héroe hasta Holguín o Bayamo; por ende, nuestros colectivos laborales asumen las tareas con total responsabilidad y entrega, reconociendo el inmenso esfuerzo que el país realiza para sostener la vitalidad de los servicios».

En el caso de la transportación de pasajeros, «en las provincias de Granma, Holguín y Guantánamo se cumplen los itinerarios, incluso de los trenes reincorporados durante la etapa vacacional, como los de Holguín-Las Tunas, Holguín-Antilla y Bayamo-Manzanillo.

Los nacionales que conectan a La Habana con Bayamo-Manzanillo, Holguín, Guantánamo y Santiago de Cuba, se mantienen circulando cada cuatro días (con los servicios especial y regular); y el Santiago-Manzanillo está interrumpido, dadas las regulaciones con el combustible. Aunque se había comprometido para el trimestre de julio a septiembre, este tren se reincorporará en el futuro», destacó el Director de Operaciones de la EFO.

Por Granma

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE