El Grupo de Amigos en Defensa de la Carta de la ONU demandó un alto al fuego urgente y el cese de todos los actos de violencia y hostilidades en la Franja de Gaza, se conoció hoy en Caracas, Venezuela.

Un comunicado especial que circula sobre los últimos acontecimientos en el Medio Oriente, el grupo de países solicitó de manera particular detener las acciones bélicas dirigidas contra civiles, incluidas mujeres y niños, y contra bienes e infraestructuras civiles.

El texto de nueve puntos, en vísperas del 75 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, hizo un llamado al pleno respeto de todos los derechos humanos, en particular a la vida y a la salud.

También convocó a la moderación e instó en la necesidad de poner fin a toda “retórica incendiaria y lenguaje deshumanizador”, que de ninguna manera sirven a los esfuerzos políticos y diplomáticos en curso para distender la situación sobre el terreno.

Añadió que, por el contrario, “sólo avivan aún más las tensiones y la violencia”, al tiempo que ponen en peligro vidas humanas.

Los Estados del Grupo de Amigos llamaron a los miembros responsables de la comunidad internacional, en particular a aquellos que puedan tener influencia, así como al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a instar a Israel a atender los más recientes llamamientos del Secretario General de las Naciones Unidas.

Entre ellos, volver a la senda de la legalidad internacional, garantizando, entre otras cosas, el pleno cumplimiento y su adhesión a los propósitos y principios consagrados en la Carta de la ONU, los Convenios de Ginebra, además de las disposiciones del Derecho Internacional Humanitario y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

A poner fin de inmediato a la agresión militar en curso y al asedio de la Franja de Gaza, en aras de evitar una mayor catástrofe, así como el colapso total de las infraestructuras críticas.

Alertaron que inevitablemente esto provocará más víctimas, hambre generalizada, enfermedades, pobreza, sufrimiento humano y una desesperación aún mayor, “agravando así mucho más la ya de por sí grave crisis humanitaria de Gaza”.

El Grupo de Amigos pidió garantizar el acceso y la “distribución rápida y sin trabas de la ayuda humanitaria” que se necesita desesperadamente en el terreno, incluidos suministros vitales como combustible, alimentos y agua.

Los países del bloque de naciones hicieron hincapié en que una solución duradera al conflicto israelí-palestino sólo puede lograrse por medios pacíficos, y llamaron a que se realicen esfuerzos urgentes para abordar las causas raigales de este prolongado y trágico conflicto.

El Grupo de Amigos lo integran Angola, Argelia, Belarús, Bolivia, Camboya, China, Cuba, Eritrea, Palestina, Rusia, Guinea Ecuatorial, Malí, Nicaragua, Irán, República Popular Democrática de Corea, Laos, San Vicente y las Granadinas, Siria, Venezuela y Zimbabue.

Por Prensa Latina

Translator
   

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE